400 años de de la publicación de la segunda parte de El Quijote

21/1/2015 2015, el año de la Segunda Parte del Quijote - ABC.es
http://www.abc.es/toledo/ciudad/20140729/abci-2015-segunda-parte-quijote-

2015, el año de la Segunda Parte del Quijote

POR ANTONIO ILLÁN ILLÁN@ANTONIOILL / TOLEDO
Día 29/07/2014 - 22.24h

«Está ahí, a la vuelta de la esquina, y debemos recordar y celebrar de nuevo este libro universal, y, sobre todo, debemos leerlo»

En 1615, por el mismo editor y la misma imprenta que habían dado a luz la Primera, aparece la Segunda parte del Ingenioso Cavallero don Quijote de
la Mancha. Ese es el título, ahora ya no es «Hidalgo», es «Cavallero». 2015 está ahí, a la vuelta de la esquina, y debemos recordar y celebrar de nuevo este libro
universal, y, sobre todo, debemos leerlo. Que no os importe empezar por la Segunda parte, es hermosísima, plena de aventuras de camino y, según la mayor
parte de los cervantistas, muy superior a la Primera, sobre todo en la composición novelística. ¡Qué diálogos los de esta Segunda Parte! Son setenta y
dos capítulos con un don Quijote triste y desengañado, pero que ganará batallas, se proclamará vencedor Caballero de los Leones, dará toda una lección a los
Duques aragoneses, en cuya casa pasa algún tiempo por ellos invitado, llegará a Barcelona y sucumbirá ante el Caballero de la blanca Luna. Y al fin
regresará a su pueblo con juicio y pleno de cordura, ya como Alonso Quijano, el Bueno.

Leamos, leamos, leamos y celebremos que en el Quijote se nos da una lección trascendente de vida con dos personajes que tienen poco de monocordes, nada
de estrafalarios y que, en esta Segunda Parte, llegan a identificarse prescindiendo cada uno de la defensa que hasta entonces ha hecho de su mundo.
Idealismo y realidad se confunden y en el fondo, como cada uno de nosotros, don Quijote es un poco Sancho y Sancho es un poco don Quijote, y a
ambos les importa la libertad, la justicia, los ideales inquebrantables de conducta y «desfacer los tuertos» que por el mundo hay. Ese es nuestro Quijote,
manchego y, por tanto, plenamente español, además de símbolo universal de toda humana actitud.
En esta Segunda parte, la vida de don Quijote, que hace camino al andar en esa trashumancia de ida y vuelta que le lleva fuera de la llanura manchega
hasta las playas de Barcelona, la vida se llena de encuentros y aventuras, y el personaje se detiene en la casa o «castillo» de don Diego de Miranda, en
la de Basilio el Pobre, en la de los duques, en Aragón, y en la de don Antonio Moreno, en Barcelona. Entre parada y parada se distribuyen las aventuras
camineras, entre las que pongo de ejemplo (para abrir el apetito de la lectura) el encuentro con los comediantes del Auto de la Muerte, el tropiezo y batalla
con el Caballero de los Espejos, las pláticas con el Caballero del Verde Gabán, la de los leones, la del titiritero, el descenso a la Cueva de Montesinos,la de Clavileño, la del barco encantado, la de los bandoleros de Roque Guinart, la de Ricote, la de la cabeza encantada o la sin
par historia del rebuzno (muy interesante esta como ironía de lo que hoy es el lenguaje político).
El Quijote es libro para leer muchas veces. Es un libro con un magnetismo especial, un humor inverosímil, una ironía desbordante, un conocimiento de
la realidad que trasciende el momento y el espacio en los que transcurre la peripecia, y un no sé qué que hace que cada vez que abrimos las páginas del libro
sintamos un poco de envidia de este héroe que, a pesar de las costillas hundidas, los dientes rotos o los palos diarios, siempre es capaz de subyugar a las circunstancias y sobreponerse a las mismas. No en vano este personaje singular respira ternura y queda retratado por Sancho, cuando responde al Caballero del
Bosque, que ha tratado a don Quijote de bellaco, con estas palabras: «Eso no es el mío –respondió Sancho-: digo, que no tiene nada de bellaco; antes tiene una
alma como un cántaro: no sabe hacer mal a nadie, sino bien a todos, ni tiene malicia alguna: un niño le hará entender que es de noche en la mitad del día, y por
esta sencillez le quiero como a las telas de mi corazón, y no me amaño a dejarle, por más disparates que haga» (II,XIII).
Gocemos de la parodia, de las burlas, de las paradojas y de las ironías en las aventuras de estos personajes manchegos y universales que
dialogan. El diálogo sirve a los personajes de ficción don Quijote y a Sancho de una verdadera propedéutica vital que bien pudiéramos imitar nosotros, personas
de carne y hueso, hoy.

16/12/2014. D. Eduardo Garcinuño en su conferencia del ciclo "El donoso escrutinio"

«La profundización que hace Shakespeare en el alma humana no la logra ningún otro dramaturgo»

Leer el artículo completo en el Diario de Ávila AQUÍ.

5/5/2014. Encuentro con el escritor abulense César Díez Serrano

Se trató de un encuentro con el joven novelista abulense César Díez Serrano celebrado en nuestro aulario con presencia de estudiantes, profesores y miembros del Club de Lectura de la UNED. En él Díez presentó su última novela titulada "El misterio de Ana Bolena", ambientada en la ciudad de Londres y segunda parte de su ópera prima "La Edad de Acuario".

Tras la presentación tuvo lugar un coloquio con los asistentes en el que Díez Serrano profundizó en la trama de ambas obras al tiempo que respondió sobre su bagaje, proyectos e inquietudes literarias.

27/4/2014. Ruta Literaria por Ávila: "Del 27 hasta hoy".

De la mano de D. Eduardo Garcinuño, Profesor del Centro Asociado a la UNED de Ávila, pudimos disfrutar de una extraordinaria mañana de domingo y de lugares de Ávila, a través de la mirada de diferentes autores. 

Nos deleitamos con textos de José Jiménez Lozano, José María Muñoz Quirós, Camilo José Cela, José Pulido, Baldomero Jiménez Duque, Pedro Salinas, Miguel Delibes, Leopoldo Panero, Luis Felipe Vivanco, Jacinto Herrero, Federico García Lorca, Joaquín Fernández, Vicente Sánchez Pinto y Guillermo Carnero, alusivos a los 10 lugares visitados.

Fue una forma diferente de ver "rincones y paisajes" que tenemos todos los días ante nosotros sin que les prestemos atención.

Experiencia extraordinaria que deseamos repetir.

 

 Para ver más imágenes, pincha AQUÍ.